jueves, 15 de diciembre de 2011

Brotherhoords "Cap 32"



Capitulo 32 Una rubia y otra pelirroja

Narrado por Zack

Soy yo o todo está muy raro por aquí… además, porque Erika desapareció por casi una semana, ¿Dónde rayos estaba? ¿Por qué nadie me contaba nada? Mis hermanos estaban cambiando, War ahora resulta que tiene poderes de tritón, ¿y ahora qué? ¡Se pondrá a jugar al caballito de mar con su sirena! Y Erika esta igual, ahora está quemando todo lo que toca… Este lugar a hecho que cambien, ha hecho que todos cambien.

Camine por el pasillo inundado en mis pensamientos, cuando choque con Elizabeth, ella al verme me sonrió

-Hola Zack- dijo sonrojada

-Zackarias para ti- dije yo con un tono de broma, ella me golpeo el pecho con su mano mientras se reía

-Eres un idiota- susurro ella

-Si si… no eres la primera que me lo dice- dije yo como si nada

-¿Vienes conmigo?- me pregunto, yo vi que llevaba una hoja en la mano

-¿A dónde vamos?- dije yo afirmando su respuesta

-A la ciudad… tengo que comprar unas cosas, y necesito a alguien que sostenga las bolsas- dijo agarrándome por el brazo, yo suspire, salimos de la mansión y caminamos unos 5 kilómetros antes de ver civilización; mas de una vez tuve la sensación de que nos observaban o de que nos seguían pero no hice caso, seguí caminando junto a Elizabeth.

-La casa de Brian está muy alejada- dije yo con cansancio después de una larga caminata, ella rio

-Le gusta la calma, además es muy amigo de las sirenas por eso vive al lado del mar- murmuro mientras saltaba hasta una tienda que parecía una panadería, yo camine detrás de ella con las manos dentro de los bolsillos

-Vaya Elizabeth, hace mucho tiempo que no pasabas por aquí- dijo un señor regordete con un pelo y bigote blanco, estaba lleno de harina y tenía un delantal

-Muy buenos días Don Omar- dijo Elizabeth con una gran sonrisa –Vengo por el encargo- dijo ella entregándole la lista

-Por supuesto, lo de siempre- dijo Omar con una sonrisa, entrando a la panadería, Eli me hizo señas para que entrara también, vi que era exactamente igual a una panadería normal, solo que mucho más grande y mucho más variada, olía excelente.

Elizabeth se paro con los brazos atrás de la espalda en frente del cajero, vi como el señor Omar iba agarrando panes de diversos tipos

-Se ve que es un señor amable- dije acercándome a ella

-Todos aquí son amables… te sorprenderás- dijo ella con una enorme sonrisa, obligándome a sonrojarme

El señor termino de agarrar los panes y se los entrego a Elizabeth, y ella me los entrego a mí, pago y nos retiramos.

Luego entramos a una tienda de víveres, compro una extensa cantidad de cosa… pero bueno, había muchas personas viviendo en esa casa así que lo normal sería tener mucha comida. Luego paso a una verdulería, y compro un poco de todo. Así sucesivamente hasta que tuve entre mis brazos 10 bolsas y 1 caja. Ella tenía 2 bolsas debido a que yo no podía con nada más

-Creo que eso es todo- dijo ella

-Gracias a Dios- dije yo agotado, y eso que me faltaba recorrer 5 kilómetros de aquí a la casa de Brian

-Ven- dijo ella jalándome y haciendo perder un poco el equilibrio, tomo uno de los carritos de supermercado y guardo todas las bolsas en el, tuve q mover los brazos dado a que sentía que se me habían paralizado

-Gracias por acompañarme… siempre tengo que hacer esto sola- dijo ella empujando el carrito

-A sido todo un  placer- parecía un momento bastante tranquilo, casi no había nadie, y ella y yo caminábamos pacíficamente

De repente el cielo se oscureció, nubes oscuras comenzaron a agruparse y se escucho un gran trueno retumbar en el cielo

-Eso es repentino- dije yo, voltee a verla y tenía una mirada seria -¿Qué tienes?- le pregunte, pero antes de poder escuchar su respuesta, sentí un terrible golpe sobre la cabeza, cerré los ojos y caí inconsciente.

Abrí los ojos, me dolía mucho la cabeza, me di cuenta que un liquido pasaba por mi cabeza y caía lentamente sobre mi rostro, alrededor de mis ojos y a un lado de mi boca. Sangre

Note que no estaba en el pueblo, estaba en una especie de casa, con las paredes de madera y muchas imágenes oscuras

Escuche una risita, no muy agradable, mi vista se aclaro un poco más y note que había dos chicas sentadas, una con un libro y la otra simplemente escuchándola

-¿Dónde estoy?- pregunte un poco aturdido

-El chico a despertado- sonrió una de las chicas, eran iguales, la única diferencia era el color de cabello, uno era rubio y el otro pelirrojo

-Valla, gracias a Dios… creía que lo habíamos matado- rio la pelirroja

-¿Dónde está Elizabeth?- pregunte, ella miraron hacia la izquierda sin decir nada, yo voltee a mi derecha y vi un cuerpo inconsciente y ensangrentado, no podía creerlo, era ella, estaba toda lastimada

-No fue tan fácil… la chica es testaruda y fuerte sin lugar a duda- sonrió la rubia

-¿Qué es lo que quieren?- les pregunte

-Lo único que haces es preguntar… ¡preguntas preguntas!- Se quejo la rubia

-¿¡QUE ES LO QUE QUIEREN!?- Grite a pulsan, se sorprendieron, pero luego volvieron a la normalidad

-Solo… experimentar un poco- sonrió la pelirroja acercándose y acariciando mi rostro –Jugaremos un rato-

* * * * * * * * * * * * * * *


Frase favorita:

 -Gracias por acompañarme… siempre tengo que hacer esto sola-

Próximo capítulo (mini tráiler)

Respire con dificultad, en el aire había un aroma desagradable, pero lo soporte. Vi sobre la mesa una clase de diamantes, eran hermosos y pequeños, fueron 7 en total. Cada uno tenía una luz diferente.

La pelirroja se acerco a mí, y me dio un jalón corto las cuerdas que me ataban obligándome a caer sobre ella, solo sonrió y me empujo a la silla, caí perfectamente sin golpearme con nada, nuevamente me ataron de piernas y brazos, nuevas cuerdas aparecieron y me ataron en la cintura y por el cuello, no podía moverme ni aunque quisiera

2 comentarios:

Ale*.* Love dijo...

Espero que no les pase nada malo,:(
Besos.
PD: Pasate por mi blog.

Anónimo dijo...

wow, wow sigue... sigue...